Presentación

La Unidad de Difracción de Rayos X (SCTs-DRX) tiene como finalidad dotar a los grupos de investigación de la Universidad de Oviedo y de otros centros de investigación públicos o privados y empresas de medios instrumentales que permitan realizar una investigación de alta calidad y competitividad.

La difracción de rayos X es una de las herramientas más útiles para la caracterización de compuestos y materiales cristalinos siendo de extraordinaria utilidad en diversas disciplinas científicas y tecnológicas; el estudio de metales, polímeros, semiconductores, muestras geológicas, químicas o farmacéuticas etc es posible a partir de los datos de difracción de Rayos X.

Entre las aplicaciones más habituales cabe destacar la determinación de la estructura tridimensional de compuestos cristalinos a partir de los datos de difracción de rayos X (monocristal o polvo cristalino), y la identificación y cuantificación de fases en muestras policristalinas a partir de sus patrones de difracción. Los experimentos de difracción de rayos X en condiciones no ambientales (alta y baja temperatura, atmósferas controladas) constituyen otra de las áreas más desarrolladas de la Unidad. Otros análisis habituales son la determinación del porcentaje de cristalinidad, experimentos de microdifracción con resolución espacial, medidas de estrés y tensiones residuales, estudios de texturas y tamaño de cristalitos, estudio de sistemas de multicapas y capas finas por reflectometría y difracción de rayos X de alta resolución.

Enlaces rápidos

El equipamiento de estas instalaciones está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), con la gestión del Ministerio de Economía y Competitividad.

El equipamiento de estas instalaciones está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), con la gestión del Ministerio de Economía y Competitividad.