Presentación

Medidas Magnéticas

El laboratorio de Medidas Magnéticas de los Servicios Científico-Técnicos (SCTs) de la Universidad de Oviedo trata de satisfacer la gran demanda existente en el campo de la determinación de propiedades magnéticas en materiales de interés científico y tecnológico, tanto de la Universidad de Oviedo como de otras instituciones del ámbito regional y nacional.

Fue inaugurada en el verano de 2004 con la instalación del sistema PPMS-14T en un laboratorio del sotano del edificio Severo Ochoa, sito en el Campus del Cristo de la capital del Principado de Asturias. En un primer periodo el sistema sólo disponía de la opción ACMS (un magnetómetro de extracción y susceptómetro) y resistividad, encargándose el Prof. Jesús A. Blanco Rodríguez de las labores derivadas de la actividad del laboratorio.

A finales del año 2005 se adquiere la opción VSM (magnetómetro de muestra vibrante) para el PPMS-14T y a partir del año 2006 la actividad y potencial de la unidad se ve incrementada con la incorporación del técnico D. David Martínez Blanco y la instalación de nuevas opciones, como el horno del VSM, que permite la caracterización magnética hasta temperaturas de 1000 K.

En el año 2008 se comienza a plantear la posibilidad de trasladar la unidad a un nuevo emplazamiento, con extensión suficiente para admitir la expansión en equipamiento que se prevee en la unidad. Dicho traslado, a unos talleres pertenecientes a los SCTs y localizados en la Escuela Politécnica de Mieres, se aprueba en el año 2010 y durante el año siguiente se realizan las acciones pertinentes para la adecuación del espacio donado para el laboratorio.

Finalmente, tras concluir las obras de adecuación del nuevo emplazamiento, se realizó la puesta en funcionamiento del magnetómetro de muestra vibrante EV9 VSM en enero 2012. También, en Abril del año 2014 se comenzó el montaje de la planta de Media Presión, encargada de recuperar y almacenar gran parte del Helio gas evaporado en los equipos de la unidad, y la instalación del licuefactor ATL-160, cuya principal función es la de producir Helio líquido y transportarlo a los distintos equipamientos de la unidad

Resonancia Magnética Nuclear para muestras sólidas

La Resonancia Magnética Nuclear (RMN) de sólidos es una de las herramientas más potentes con la que cuentan los químicos para llevar a cabo análisis cualitativos y cuantitativos de materiales sólidos. Se emplea para analizar sustancias tanto orgánicas como inorgánicas.

La técnica de espectroscopia de RMN de sólidos es determinante para caracterizar compuestos insolubles en disolventes deuterados. Es preferible utilizar esta técnica incluso para las muestras solubles en los casos en los que en disolución cambia la estructura original del compuesto y el entorno local de los átomos. Además RMN de sólidos es imprescindible para estudiar compuestos que tienen polimorfismo para distinguir los polimorfos y cuantificarlos si es necesario.

El campo de aplicación de la Resonancia Magnética Nuclear de sólidos es muy extenso. Permite tanto el análisis cualitativo (determinación estructural) como el cuantitativo de las moléculas, orgánicas o inorgánicas, que componen la muestra objeto de análisis.

La RMN de sólidos tiene importantes aplicaciones en:

  • Análisis farmaceúticos: estudio de polimorfos.
  • Análisis de materiales: minerales, vidrios, cerámicas, semiconductores, metales y aleaciones.
  • Análisis de sólidos microporosos y mesoporosos, ( Ej: zeolitas, alumino silicatos, fosfatos).
  • Análisis de complejos orgánicos e inorgánicos.

  • Equipamiento cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), con la gestión del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.